La vida de los otros

Este fin de semana fuí a ver la película La vida de los otros, una película alemana que se trata de un espía de los servicios de inteligencia de Alemania Oriental, la Stasi, que debe espiar a una pareja de artistas sospechosos de “traición” para algunos funcionarios estatales.

La vida de los otros

La trama es muy buena y recomiendo verla. Pero lo que más me llamó la atención y lo más importante que transmite la película es la pintura que hace de la vida cotidiana en la Alemania Oriental a mediados de los ´80.

Es una atmósfera agobiante, donde el Estado está en todas partes, todo lo vigila. Cualquier desviación del pensamiento es un crimen y los sospechosos son absolutamente todos. Por las calles no circula un alma. Hay que cuidar cada comentario y sobre todo a quiénes se hacen, porque el menor desliz puede significar la pérdida de la carrera, de la libertad, o hasta de la vida en algunos casos. La sensación de soledad que se percibe es infinita. No se si es una ironía o no, pero la película comienza en 1984, como la novela de Orwell.

La Stasi llegó a ser uno de los servicos secretos más importantes del mundo. El ejército de la RDA era el segúndo del bloque del este, después del Ejército Rojo. El presupuesto para el mantenimiento del muro (guardias, minas, armas, etc.) era astronómico. Se calcula que uno de cada cincuenta habitantes de la República Democrática Alemana (Alemania Oriental) era un informante de la Stasi. La omnipresencia del estado era casi total. Tales niveles de penetración en la sociedad no hablan de un medio para llegar a un fin, sino de que el fin mismo del Estado se había convertido en la vigilancia. Un Estado Policíaco perfecto.

En la película, uno de los protagonistas escribe un informe clandestino acerca de la alarmante cantidad de suicidios que se daban en el país y que era el único guarismo que el organismo de estadísticas había dejado de contar desde la década del ´70. Sencillamente, la vida se había tornado insoportable para demasiada gente… precisamente porque no era vida.

Creo entender el porque de la existencias algunos gobiernos con niveles “medios” de autoritarismo. Creo entender la de gobiernos extremadamente totalitarios durante algún tiempo. Hasta la de otros gobiernos no autoriatrios pero con otros pecados graves (pienso en Méndez y tantos otros).  Pero hay cosas que no. ¿Que hace que ciertos gobiernos que pisotean el más mínimo atisbo de individualidad allí donde surja perduren tanto tiempo? ¿Que hace que los perjudicados, que por lo general son muchísmos más que los que mandan, no digan basta en el mediano plazo? ¿Que hace que tantas personas lo soporten sin rebelarse?

1 Response to “La vida de los otros”


  1. 1 Gonzalo abril 28, 2007 a las 11:39 pm

    Que casualidad, la ví el jueves, me pareció MUY buena. La recomiendo. Abrazo. Gonzalo.-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: